Tribunal aprueba enjuiciar a Trump por injerencia en elecciones de 2020



En un fallo comprometedor para sus ambiciones de llegar nuevamente a la Casa Blanca, un tribunal federal de apelaciones dictaminó el martes que el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, puede ser procesado y juzgado por conspiración para anular las elecciones de 2020.

La Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia afirmó que la idea de que Trump es inmune a la responsabilidad penal por sus acciones como presidente carece de respaldo en la Constitución, la historia o los precedentes judiciales.

El fallo representa un revés legal significativo para Trump, quien denunció la decisión como “destructiva para la nación”, según AFP. A través de su portavoz, Steven Cheung, anunció que apelará la decisión para “salvaguardar la Presidencia y la Constitución”, argumentando que la inmunidad es esencial para el correcto funcionamiento del cargo presidencial.

El tribunal de apelaciones suspendió temporalmente el fallo sobre la inmunidad hasta el lunes, permitiendo a Trump apelar ante la Corte Suprema de Estados Unidos. Esta última instancia tendrá la decisión final sobre si acepta el caso o confirma la decisión del tribunal de apelaciones.

Se esperaba que el juicio de Trump comenzara el 4 de marzo, pero fue pospuesto debido a la decisión sobre la inmunidad. La jueza de distrito Tanya Chutkan, encargada del caso, había rechazado previamente el reclamo de inmunidad en diciembre. Antes, en agosto, el líder republicano se había declarado inocente.

Los tres jueces que escucharon la apelación el mes pasado respaldaron esta postura, señalando que, como ciudadano, Trump está sujeto a la ley y ya no tiene inmunidad ejecutiva.

El fiscal especial Jack Smith, a cargo del caso de conspiración electoral contra Trump, ha buscado mantener la fecha de inicio del juicio en marzo, mientras que los abogados del expresidente han tratado de retrasarlo hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre.

Además del caso de conspiración electoral, Trump enfrenta cargos similares en Georgia y ha sido acusado en Florida por llevarse documentos clasificados al abandonar la Casa Blanca. A pesar de haber sido absuelto dos veces por la Cámara de Representantes, el proceso legal en curso representa un desafío significativo para el expresidente.

En los argumentos presentados ante el tribunal de apelaciones, los jueces se mostraron escépticos ante los argumentos de inmunidad presentados por el abogado de Trump. Cuestionaron la idea de que un presidente puede ser procesado solo por acciones cometidas mientras ocupaba el cargo si el Congreso lo acusa y condena previamente.

El caso de Trump ha generado un intenso debate sobre los límites del poder presidencial y la responsabilidad ante la ley. Para muchos, el resultado de este proceso tendrá repercusiones importantes en la futura rendición de cuentas de los líderes políticos en Estados Unidos.



Source link