Sancti  Spíritus: Más de mil personas mueren de cáncer al año 


Más de mil cubanos mueren al año en Sancti Spíritus enfermos de cáncer, la segunda causa de muerte en esa provincia, por detrás de  las enfermedades cardiovasculares. 

Según informó el medio oficialista Escambray, esa provincia del centro de Cuba reporta más de 2 000 nuevos casos de cáncer anuales. Esa es la cifra promedio desde hace 15 años.

“El oncólogo debe vivir con dolor ajeno, verlo como propio. No puede apagar su teléfono en días especiales pues siempre hay gente con dolor que espera su voz y orientación”, dijo a esa redacción el doctor Jorge Álvarez Blanco, jefe del Grupo Provincial de Oncología.

En 2023 los tumores de mayor incidencia fueron de pulmón (200), colon (126) y próstata (92).  También se registraron 23 casos de cáncer de cérvix en mujeres jóvenes.

A pesar de la retórica castrista sobre la calidad de la medicina en la isla, son varios los cubanos que denuncian la incapacidad del sistema de salud para atender sus patologías.

Uno de esos casos es el de la cubana Yenisley Perdomo Sao, quien falleció en octubre pasado luego de obtener una visa humanitaria para tratar su cáncer de mama con metástasis ósea y hepática en Estados Unidos. Lamentablemente, la muerte la alcanzó sin darle tiempo a ser tratada en ese país.

En agosto de 2023 su madre había declarado a ADN Cuba: “Esto es un infierno. No sé cómo vamos a salir de esto. Estoy aterrada. Mi nieta de 11 años está sufriendo y está muy afectada. Su mamá es madre soltera. A veces la niña me pregunta llorando si su mamá va a mejorar. Me parte el alma”.

La joven de 37 años fue diagnosticada con la enfermedad en marzo de 2018 y desde ese año comenzaron las presuntas negligencias médicas.

“Le hicieron una radical de la mamá derecha sin esperar los resultados de la biopsia. No confío en estos médicos”, agregó la madre.

Después de la cirugía, la paciente oncológica debía tomar el fármaco tamoxifeno por cinco años, pero el medicamento no estuvo disponible durante seis meses y luego le diagnosticaron la metástasis ósea, contó también.

Perdomo Sao estuvo varios meses recibiendo radioterapias que deterioraron su estado físico, hasta el punto de tener que usar sillón de ruedas. También fue amenazada por la policía política por sus críticas a la sanidad cubana.

 
 



Source link