Salazar solicita todas las comunicaciones entre Embajada en La Habana y mipyme MadWoman


La congresista cubanoamericana María Elvira Salazar  recordó a un funcionario del Departamento de Estado que envíe a su oficina las comunicaciones entre la Embajada de Estados Unidos en La Habana y MadWoman, una mipyme de la isla contratada por la sede diplomática que despidió a un trabajador por sus críticas al régimen.

“Sucede que la Embajada de Estados Unidos en La Habana contrató a una empresa llamada MadWoman, una supuesta ‘MIPYME’ independiente que despidió a un empleado por criticar al régimen de Castro en las redes sociales”, dijo Salazar.

“Para comprender completamente la relación entre la Embajada y Madwoman, se debe permitir a mi Oficina revisar todas sus comunicaciones compartidas. Todavía tengo que escuchar una respuesta”, añadió.

El 16 de febrero de 2024, la representante de Florida envió una carta al presidente Joe Biden criticando los vícnulos entre la sede diplomática y MadWoman.

En la misiva, Salazar exigió a la Embajada que cancelara todos los contratos con MadWoman y que todas las comunicaciones entre ambas partes se entregaran a su oficina antes del 1ro de abril de 2024.

“Hasta el día de hoy, el Departamento de Estado no ha enviado ninguna de las comunicaciones que solicitó la congresista Salazar”, concluye el comunicado de la congresista.

MadWoman ha sido contratada en varias ocasiones por la Embajada estadounidense y su directora de Estrategia, Disley Alfonso, fue invitada al programa IVLP – WeAmericas, patrocinado por el Departamento de Estado.

El artista cubano Álvaro Hernández, despedido por MadWoman declaró a ADN Améric que Alfonso y la directora de operaciones de la agencia, Laura Trujillo, le comunicaron que su despido era por una publicación que hizo en X, antes Twitter, diciendo: “¡Abajo la Dictadura!”.

En la reunión, contó Hernández, Disley Alfonso le dijo que aunque la empresa estaba registrada como Mipyme, realmente era parte del gobierno y no podían permitir que sus empleados hicieran esos comentarios.

“Me dieron varias razones por las cuales tenían que ‘separarme indefinidamente de mis funciones en la agencia’, ya que eran una empresa del gobierno y no podían tener empleados haciendo tales comentarios”, mencionó en la entrevista.





Source link