Me deprimí demasiado por la situación que estoy pasando


LA HABANA, Cuba. – “Me deprimí demasiado por la situación que estoy enfrentando con mi hijo y lo que me dio fue por atentar contra mi vida porque no quiero verlo sufriendo por falta de sus alimentos”, dijo a CubaNet Evelyn Pineda Concepción, una joven cubana que el pasado jueves 19 de marzo intentó quitarse la vida.

La joven, de 29 años de edad, contó que en agosto de 2023 su hijo, portador también del VIH al igual que ella, estuvo hospitalizado por alrededor de tres meses en la sala de Terapia Intensiva del Hospital Pediátrico de Centro Habana. Desde entonces, sus vidas cambiaron, aseguró.

“A pesar de su patología de base él era un niño sano hasta que cogió un parásito por las palomas y estuvo tres meses en coma. Esto lo dejó con una displasia cerebral que le causó una parálisis en el lado izquierdo de su cuerpo. Se hace pipi, caca; es un proceso bastante duro por el que estoy pasando, sin ayuda ninguna”, detalló Pineda Concepción.

A raíz de la infección, el niño estuvo encamado por mucho tiempo y le salieron escaras en la espalda y la parte posterior de la cabeza. Por tanto, la joven asegura que se vio obligada a vender su hogar para adquirir un colchón antiescaras y cubrir otras necesidades como la adquisición de alimentos necesarios para el menor.

“El niño tiene que comer muchas proteínas por los daños cerebrales que tiene; tiene que tomar mucha leche, yogur blanco… y yo no tenía de donde sacar ese dinero y no podía  trabajar”, explicó.

Todas estas causas, comenta, le generaron un “bloqueo cerebral” de tal magnitud que le generó ideas suicidas. La acción provocó su hospitalización inmediata.

“La vi mal y salí corriendo con ella para el Policlínico Julio Antonio Mella. Cuando voy subiendo por el Cuerpo de Guardia los enfermeros me dijeron que no había nada [insumos médicos] para atender a mi hija”, contó Maritza Concepción, madre de Evelyn.

La acción le provocó “tanto insulto”, señala, que comenzó a gritar frases antigubernamentales. “Al momento” aparecieron los insumos necesarios para ofrecerle los primeros auxilios, asegura la mujer.

Posteriormente, la joven fue trasladada al Hospital Clínico Quirúrgico “Miguel Enrique” (La Benéfica). “Allí la tiraron en una camilla de hierro sin una sábana ni nada, tipo perra”, denunció la madre de la joven.

“Una se traumatiza cuando llega al hospital con un familiar porque te lo tiran en una camilla como si fuera un perro para que se acabe de morir”, lamentó.    

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.



Source link