«¿Hasta cuándo el abuso?»: niño cubano espera más de un año por cirugía


Un niño cubano de siete años lleva un año esperando para que le practiquen una cirugía por una luxación de cadera que le impide caminar bien, denunció su madre, Tania Marine, en redes sociales.

La madre explicó que el infante tiene una luxación de cadera, lo cual limita su movilidad.

«Ese es mi pequeño hijo de solo 7 añitos, un niño lleno de sueños e ilusiones. Solo soñaba con poder caminar bien, correr y jugar básquetbol como tanto le gusta. Por su luxación de cadera está limitado a hacerlo. Soñaba que cuando lo operaran lo iba a lograr y lo han dejado sin ese sueño», se lamentó en su perfil de Facebook.

Marine señaló que luego de que ella y su familia consiguieran todos los insumos para la operación del menor, las autoridades sanitarias le dijeron «que la situación del país no se normaliza, que busque alternativas, que ya no está en sus manos».

Por último, la madre envió un mensaje a las autoridades del régimen de La Habana: ¿Hasta cuándo ministro de Salud Pública, presidente de este país? ¿hasta cuándo el abuso?».

También el 10 de septiembre pasado la madre cubana dijo que no callaría más ante esta problemática y que los médicos le sugirieron que sacara a su hijo de la isla para que tuviera atención médica de calidad.

«Ojalá pudiera, ya lo hubiera hecho. Pero no voy a callar más, me cansé. Si fuera para el hijo del presidente o de algún ministro ya estuviera operado, pero no, no es el hijo de ninguno de ustedes; es el mío y voy hacer lo que tenga que hacer para que su sueño se haga realidad», expresó.

Igualmente, este miércoles ADN Cuba difundió el caso del niño cubano Jordan, de 12 años, quien desde octubre de 2022 espera para ser operado por falta de recursos de la salud en Cuba. Casi un año después, el niño continúa sin solución a su problema, pese a que fue operado, pero sin los resultados esperados para mejorar su calidad de vida.

La activista cubana Diasniurka Salcedo Verdecia denunció en su perfil de Facebook el estado de esta familia de Bayamo, que clama por ayuda. El pequeño Jordan Daniel nació con atresia esofágica, es decir, que le falta el esófago y tiene una vida limitada. 

ADN Cuba intentó contactar a la madre cubana, pero al cierre de la nota aún no ha recibido respuesta.



Source link