Florida: nueva ley podría limitar investigaciones de ética


El edificio del Capitolio de la Florida.

El edificio del Capitolio de la Florida.

Tallahassee Democrat / USA TODAY NETWORK

Mientras los investigadores locales de ética indagan en los escándalos del gobierno de Miami, los legisladores estatales de Tallahassee proponen cambios que podrían ponerles coto eliminando su capacidad de iniciar sus propias investigaciones sobre presunta corrupción pública y violaciones éticas.

El Senado de la Florida aprobó el jueves un amplio paquete de medidas éticas que impediría a los grupos de ética locales de todo el estado investigar la mala conducta de los funcionarios públicos a menos que alguien con conocimiento personal de la irregularidad estuviera dispuesto a identificarse por su nombre y presentar una denuncia bajo juramento. El cambio impediría a los organismos de control de los gobiernos locales presentar sus propias denuncias.

El promotor del proyecto de ley dijo que la intención es crear procedimientos uniformes para las agencias de vigilancia del gobierno en toda la Florida y evitar quejas “políticamente motivadas” o “frívolas”, pero en el Condado Miami-Dade, en donde una investigación ética autoiniciada condujo recientemente a la acusación del ex comisionado de Miami Alex Díaz de la Portilla, los funcionarios dijeron que la propuesta socavaría su capacidad para investigar algunos de los casos más atroces de violaciones éticas y a veces criminales.

“Se acabaron los denunciantes anónimos; no más empleados que nos remitan información. Nos quedaríamos de brazos cruzados a menos que alguien presentara una denuncia bajo juramento”, dijo José Arrojo, director ejecutivo de la Comisión de Ética y Confianza Pública de Miami-Dade.

Actualmente, la legislación de la Florida permite a las autoridades locales adoptar sus propios procedimientos de aplicación de la ética, que en algunos casos incluyen líneas directas anónimas. Los investigadores de ética de Miami-Dade pueden iniciar sus propias investigaciones, sin necesidad de basarse en una denuncia, una dinámica que permitió a la agencia descubrir violaciones éticas por parte de la ex comisionada de North Bay Village Andreana Jackson, quien más tarde se declaró culpable de cargos por delitos menores, entre otros casos.

Eso ha significado hasta ahora que los investigadores de ética pueden iniciar casos basados en informes de noticias y denuncias anónimas y emitir citaciones mientras revisan si una acusación justifica una investigación formal. Si lo hace, tienen el poder de perseguir un caso.

El abogado David Winker, que ha presentado denuncias en el pasado y ha defendido a clientes que han sido objeto de quejas éticas, dijo que los cambios propuestos “no parecen buenos para ninguno de nosotros” y no puede imaginar que nadie esté “clamando por menos supervisión gubernamental de los funcionarios electos”.

“No es como si fueran a financiar unidades locales de corrupción política en cada condado, ¿verdad?”, dijo. “Solo están eliminando una herramienta que permite a los habitantes pedir cuentas a sus funcionarios electos”.

Control local de las normas éticas

No está del todo claro por qué se está presionando ahora para quitar esos poderes de investigación a las entidades locales, pero llega en un momento en el que las investigaciones y demandas han sacudido al gobierno de Miami y los funcionarios de la ciudad están bajo escrutinio por regalos y tratos comerciales.

El senador Danny Burgess, patrocinador del proyecto de ley del Senado 7014, dijo el jueves que el propósito de la preeminencia local es “añadir más protecciones contra intentos más maliciosos o sin mérito que tienen motivaciones políticas”.

Dijo que está tratando de traer “uniformidad” al proceso de quejas de ética en la Florida.

“Al final del día queremos equilibrar la capacidad de imparcialidad tanto para la víctima de una circunstancia que alega que algo ha sucedido como para el que es un presunto infractor”, dijo Burgess, republicano, al debatir la propuesta en el pleno del Senado el jueves.

El representante Danny Burgess, republicano de Zephyrhills, debatiendo en la Cámara el 11 de febrero de 2016.
El representante Danny Burgess, republicano de Zephyrhills, debatiendo en la Cámara el 11 de febrero de 2016. Mark Foley Florida House

Para garantizar que las denuncias éticas se basan en “méritos”, dijo que era importante asegurarse de que las denuncias en todo el estado llevan el nombre del acusador y que las acusaciones están escritas, firmadas bajo juramento y basadas “en conocimiento personal o información que no sea de oídas”.

Si una denuncia no cumple estos criterios, será desestimada, aunque las acusaciones sean ciertas. Las comisiones locales de ética tampoco podrían investigar esas acusaciones por su cuenta, sin el respaldo de una denuncia jurídicamente suficiente.

El impulso para cambiar las normas éticas locales es parte de una tendencia creciente de los líderes republicanos en la Legislatura de la Florida para trasladar el control de los asuntos locales al estado.

Burgess, por ejemplo, dijo el jueves que el objetivo era apuntar a las juntas locales de ética que tienen normas más estrictas que la Comisión de Ética de la Florida con el fin de evitar el buscar un “foro de conveniencia”.

El lenguaje dirigido a las normas éticas locales fue elaborado después de Burgess dijo que habló con “varios funcionarios electos, la comisión de Ética y otros”. No reveló nombres.

“Después de hablar con muchas partes interesadas, me sentí cómodo avanzando en esta dirección”, le dijo en un mensaje de texto a Herald/Times el viernes.

Arrojo, el director ejecutivo de la comisión de ética de Miami-Dade, dijo que no ha tenido la oportunidad de hablar con Burgess sobre el proyecto de ley.

Pero, dijo, “sería algo malo para nosotros”.

Un proyecto de ley similar que se está tramitando en la Cámara de la Florida no incluye el lenguaje propuesto por Burgess, que privaría a los paneles de ética locales de la capacidad de presentar denuncias e investigaciones.

Esta historia fue publicada originalmente el 4 de febrero de 2024 3:17 pm.



Source link