Fábrica de Arte Cubano busca alternativas para evitar que el régimen cierre el espacio



Las autoridades del régimen de La Habana amenazan con cerrar la Fábrica de Arte Cubano (FAC), un proyecto liderado por el músico X Alfonso, debido al consumo energético de la instalación.

“El Ministerio de Energía y Minas y el Ministerio de Cultura de Cuba informan que el plan energético asignado a nuestra institución es insuficiente para mantener el funcionamiento habitual de FAC”, recoge una nota publicada en las redes sociales del proyecto. Según explican, la “nueva asignación” apenas alcanzaría para abrir las puertas del espacio dos días al mes.

No obstante, sus promotores aseguran que continuarán con sus actividades y para ello han lanzado una iniciativa en la que convocan a los cubanos a llevar su propia fuente de luz al espacio, “considerando el impacto del arte y la cultura en una sociedad que necesita belleza y esperanza para seguir avanzando y resistiendo”.

“¡Trae tu luz y acompáñanos en esta aventura para mantener a FAC latiendo!”, recoge la invitación, abierta tanto al público, como a “los artistas, colaboradores, amigos y seguidores de todos lados”.

FAC, un proyecto creado en 2014, ha recibido varios premios internacionales y fue elegido uno de los 100 Mejores Lugares del Mundo en el listado de 2019 de la prestigiosa revista estadounidense TIME.

“Anualmente, FAC programa 300 conciertos, cerca de 70 exposiciones, 60 presentaciones de danza, 40 de teatro, 40 desfiles de modas, conferencias, talleres, clases magistrales, etc. Todas estas actividades con un precio asequible de 250cup, en un entorno donde el acceso al arte cubano cada vez es más costoso y las propuestas de alto valor escasean”, explicaron en la nota.

Este sábado, el local abrió “solo con la capacidad que aportan nuestros generadores eléctricos, y con las linternas, lámparas y celulares de los más de 300 trabajadores, quienes -de ser cerrada FAC- quedarían desempleados. Asimismo, los niños y adolescentes asistentes a nuestros talleres gratuitos, y los miles de visitantes que nos acompañan cada fin de semana, se verían afectados por la decisión de cerrar”.

FAC, enclavada en lo que fuera una antigua fábrica de aceite del Vedado, fue nominada este año por séptima vez al premio World Travel Awards (WTA) por su “valor cultural y comunitario”.

Cientos de cubanos han reaccionado en las redes sociales a las amenazas de cierre del proyecto. “FAC tiene luz propia y la de todos los que los les seguimos desde el momento de la idea inicial hasta hoy. Estamos contigo y con FAC”, escribió la coreográfa y bailarina Lizt Alfonso

“Vivo a 200 metros de FAC y puedo asegurar que si algo ha generado luz a nuestra zona, y a La Habana, es FAC. Si cierran FAC no ahorrarán electricidad, ahorrar es otra cosa, en ese caso estarían dejando de prestar un servicio que es necesario y luminoso en sí mismo, y es generador de una energía que no debemos dejar morir. Además que es una medida contradictoria desde el punto de vista económico y social. Debemos apoyar a nuestra Fábrica, esta noche iré con una lámpara portátil”, escribió el crítico de arte Jorge de Mello, quien dijo sentirse “consternado”.

“Me pregunto si la Plaza de la Revolución, Consejo de Estado y de Ministros, el Capitolio, y las humildes casitas de Punto Cero también tienen afectada su generación eléctrica”, comentó por su parte la cubana Raquel Ares.

Justo esta semana el Ministerio de Energía y Minas había anunciado una “mejoría paulatina” de la generación eléctrica en el país.

“En la noche de ayer (el miércoles) comenzó a suministrarse un nivel de combustible que, de forma paulatina, mejorará la generación de electricidad”, informó la entidad en una breve publicación en Twitter en la que no precisaron la procedencia ni la cantidad del combustible al que hicieron referencia.





Source link