F1: El futuro de Alonso, en el laberinto de Mercedes y Red Bull


La lealtad debida a Aston Martin, el equipo que le impuls ocho veces al podio en 2023, le hace guardar las formas ante los micrfonos, pero Fernando Alonso no ceja en su empeo de buscar nuevos horizontes. El jueves, el asturiano seal a la escudera de Silverstone como primera opcin de futuro, aunque su prioridad real siga siendo un equipo con el que acercarse a las victorias a partir de 2025. As lo ha venido contando en privado Fernando durante las ltimas semanas.

Con 21 temporadas de experiencia en la F1, Alonso pretende evitar cualquier paso en falso antes del verano. “No quiero precipitarme”, adelant durante su comparecencia ante los medios en Melbourne. “No dictarn mi destino”, aadi, con una asertividad poco habitual en el paddock. Desde luego que Lawrence Stroll, propietario de Aston Martin, sigue empeado en ampliar el contrato de su estrella, pero Alonso no va a hacer odos sordos a los dos destinos ms apetecibles. El problema para Fernando es que Red Bull y Mercedes, cada uno con sus argumentos, tampoco van a perder la razn por un piloto que el prximo 29 de julio cumplir 43 aos. De hecho, ambas escuderas, absolutas dominadoras durante la ltima dcada de Era Hbrida, cuentan con poderosos motivos para desestimar su fichaje.

El caso ms evidente es el de las Flechas de Plata, con quienes Alonso mantiene una relacin fluida, espoleada por Toto Wolff, su team principal. No obstante, el gigante alemn sigue muy dolido por aquella multa de 100 millones de dlares a propsito del Spygate y por la sentencia donde se la declaraba culpable de espionaje a Ferrari. Mercedes (y no McLaren) tuvo que abonar 100 millones de multa a la FIA por culpa de los dichosos correos electrnicos de Alonso y Pedro de la Rosa con informacin confidencial. Desde la sede central en Stuttgart, con el poderoso CEO Ola Kallenius al frente, an no han podido olvidarse de aquel funesto episodio.

GP2 engine!

El desembarco en Red Bull, por su parte, tambin se oscurece para Alonso por distintas razones. En primer lugar porque, pese a la estruendosa crisis de las ltimas semanas, los vigentes campeones an mantienen en nmina a Max Verstappen. Esa mera continuidad ya hace inviable el fichaje, dado que nadie querra exponer a Mad Max a una feroz batalla ante el ovetense.

Pero si su asiento quedase libre, Alonso an encontrara por delante un escollo llamado Honda, cuyo simple recuerdo ya le hace torcer el gesto. El aciago trienio 2015-2017, cuando los japoneses nunca supieron desarrollar un motor competitivo para McLaren, se sald con apenas 123 puntos en 60 carreras y 825 posiciones de penalizacin. No slo los aficionados recuerdan el lamento del espaol en Suzuka 2015. Tampoco los directivos de la marca nipona han olvidado aquel “GP2 engine!“.

Honda apurar en 2025 su ltimo ao con Red Bull antes de embarcarse en una nueva alianza en solitario con Aston Martin. Por tanto, el hipottico desembarco de Alonso en el box energtico debera contar tambin con el visto bueno de Koji Watanabe. Aunque nunca se pueda hablar de veto en sentido estricto, la opinin del jefe supremo de Honda Racing Corporation (HRC) dificultara an ms la operacin.

400 carreras en Las Vegas

La suma de estos factores pone de manifiesto una evidencia: el crculo de accin, cada da, se reduce un poco ms para Alonso. Su amada Ferrari opt hace dos meses por Lewis Hamilton como compaero de Charles Leclerc. Y el resto de posibilidades, incluido el aterrizaje de Audi en 2026, se antojan menos ilusionantes que Aston Martin. Ahora mismo, la retirada representa la ltima opcin para Fernando. Pero que sea la ltima no la convierte, desde luego, en descartable.

Por supuesto, Alonso an se siente con fuerzas para seguir mejorando, pelear por los triunfos y llegar, en loor de multitudes, al GP de Madrid 2026. Un adis en la capital representara el eplogo perfecto. De momento, si nada se tuerce, el bicampen se convertir el prximo noviembre, durante el GP de Las Vegas, en el primer piloto de la historia con 400 grandes premios de F1 en su palmars. Ahora queda por resolver si seguir engordando esas cifras de leyenda a partir de 2025.





Source link