Demócratas de la Florida destituyen al presidente del partido de Miami-Dade, Robert Dempster


La presidenta del Partido Demócrata de la Florida, Nikki Fried, habla con reporteros durante el anual Leadership Blue Weekend en el Fontainebleau Hotel, en Miami Beach, Florida, el 8 de julio.

La presidenta del Partido Demócrata de la Florida, Nikki Fried, habla con reporteros durante el anual Leadership Blue Weekend en el Fontainebleau Hotel, en Miami Beach, Florida, el 8 de julio.

adiaz@miamiherald.com

Los demócratas de la Florida votaron el domingo a favor de destituir permanentemente de su cargo al presidente del Partido Demócrata de Miami-Dade, Robert Dempster, según cuatro personas familiarizadas con el asunto.

La decisión se produjo después de aproximadamente cinco horas de deliberaciones por parte del comité central del partido, según dos personas que estuvieron en la reunión. Ochenta y tres de los 122 miembros del comité central emitieron sus votos a favor de la destitución de Dempster, quien ha dirigido el Partido Demócrata de Miami-Dade desde 2021. Las reglas del partido requieren dos tercios de los votos para destituir a un presidente del condado.

Nikki Fried, la presidenta del Partido Demócrata de la Florida, suspendió a Dempster a principios de este mes, citando repetidas infraccione de las reglas y estatutos del partido estatal. En aquel momento, Fried explicó que la decisión formaba parte de una estrategia para “volver a encarrilar nuestros partidos locales” tras los malos resultados electorales y las luchas internas entre los miembros del partido.

Al mismo tiempo que suspendió a Dempster, Fried suspendió también a Mindy Koch, presidenta del Partido Demócrata del Condado Palm Beach, y a Carol Barfield, presidenta del Partido Demócrata del Condado Franklin. Según Fried, Koch no canceló contratos que no habían sido aprobados por el comité ejecutivo demócrata, mientras que al partido de Barfield supuestamente le faltaba una lista de miembros y auditorías financieras de 2022.

En un comunicado, Fried dijo que su objetivo era “conseguir que estos partidos locales estén plenamente operativos y vuelvan a la normalidad”, y argumentó que las votaciones del domingo eran un paso en la dirección correcta.

“Necesitamos que nuestros partidos locales registren electores, recluten candidatos y recauden dinero para garantizar que seamos competitivos en 2024 y más allá”, dijo Fried. “Como todos los días, seguiré trabajando con todos los demócratas de la Florida para recuperar la Florida y ganar elecciones en noviembre”.

El comité central del Partido Demócrata estatal votó a favor de destituir a Barfield el domingo, dijeron las fuentes. La votación para destituir a Koch fracasó; será reincorporada a su puesto.

‘Una vergonzosa pérdida de tiempo’

Dempster declinó hacer comentarios sobre la votación. Sin embargo, Thomas Kennedy, aliado de Dempster y ex miembro del Comité Nacional Demócrata de la Florida, calificó la destitución del presidente de una distracción de los problemas más acuciantes que enfrentan los demócratas de la Florida.

“Simplemente una vergonzosa pérdida de tiempo para un partido que tiene un déficit de 876,000 electores inscritos frente a los republicanos en el estado”, dijo Kennedy. “Uno pensaría que dedicarían tiempo a hablar con electores como yo que se han pasado a [sin afiliación partidista]”.

En su carta inicial para suspender a Dempster, Fried esbozó varias quejas sobre el partido de Miami-Dade, incluyendo la falta de quórum en sus reuniones, el respaldo a candidatos sin tener el número requerido de puestos del comité de distrito ocupados y tener listas de miembros obsoletas que incluían a varias personas que ya no viven en Miami-Dade.

Dempster y sus aliados condenaron la suspensión como un castigo injusto que solo haría retroceder aún más al partido en su intento de reconstruirse después de años de luchas financieras y agitación interna.

Señalaron que el Partido Demócrata de Miami-Dade fue informado apenas unos meses antes de que cumplía con las reglas del partido, y argumentaron que los estatutos que se acusó a Dempster de incumplir solo equivalían a infracciones menores.

Desde la suspensión de Dempster, el partido de Miami-Dade ha sido dirigido por la presidenta en funciones María Elena López, quien emitió una mordaz declaración a principios de este mes acusando a Fried y al Partido Demócrata estatal de no hacer nada para ayudar al partido del condado y de no cumplir con su promesa de financiar iniciativas como los esfuerzos de registro de electores.

“Presidenta Fried, me opongo firmemente a las recientes declaraciones de prensa y las acciones del FDP cuestionando nuestro liderazgo y ejecución. Me opongo firmemente a la suspensión de nuestro presidente, y exijo su restitución oportuna”, dijo López. “El tiempo apremia”.

La destitución de Dempster el domingo crea una vacante en el cargo que los demócratas de Miami-Dade tendrán que trabajar rápidamente para llenar, especialmente con las elecciones a pocos meses de distancia.

Una elección especial para reemplazarlo deberá tener lugar dentro de 45 días.



Source link