Caos en La Habana tras fuertes vientos y lluvias: cortes eléctricos, árboles caídos e inundaciones


Reportes en redes sociales y medios del oficialismo confirmaron el caos que se vivió en la tarde-noche de este domingo 4 de febrero en La Habana, la capital cubana, tras los fuertes vientos y lluvias que dejó una banda prefrontal.

Imágenes en redes muestran múltiples cables eléctricos en el suelo, árboles de grandes dimensiones caídos en medio de las avenidas y derrumbes parciales de viviendas e instituciones estatales., además de que se leen múltiples reportes de apagones.

El dirigiente comunista Roberto Morales Ojeda, en la red social X, calificó de “compleja” la actual situación meteorológica que se vive en Cuba y llamó a toda la población a estar “alertas” y a “mantenerse informados porque nadie se puede confiar”.

Desde el Instituto de Meteorología (Insmet) también advirtieron que se producirían inundaciones en ambos litorales de la costa habanera, con mayor incidencia en el norte, incluido el Malecón de la capital.

“Se producirán fuertes marejadas en zonas de la costa norte occidental y central, las que pudieran generar inundaciones costeras de ligeras a moderadas en zonas bajas de la costa norte occidental, incluyendo el litoral habanero”, detallaron.

Con el aumento de los cortes eléctricos en La Habana, debido a la caída de los cables por los fuertes vientos, la Empresa Eléctrica en la capital habilitó nuevos teléfonos para recibir llamadas ante la grave situación meteorológica.

El meteorólogo cubano Elier Pila alertó que las lluvias y vientos se extenderán hasta el centro y el oriente del país y que este lunes las condiciones no mejorarán, pues se espera la entrada de un nuevo frente frío.

Las autoridades capitalinas apuntaron que “en La Habana se trabaja para restablecer en el menor tiempo posible las afectaciones provocadas por la banda prefrontal que impacta el occidente y centro de Cuba”.

En otras regiones del país, como en el Surgidero de Batabanó, en Mayabeque, se evacuó a un centenar de personas, entre ellas, embarazadas y madres con niños pequeños, ante el riesgo de inundaciones.

El Consejo de Defensa Provincial en Matanzas también adoptó una serie de medidas para evitar pérdidas de vidas humanas y bienes materiales ante el aumento de las precipitaciones, asociadas a la baja extratropical proveniente del Golfo de México.

 

 

 

 

 

 





Source link