Bonifacio Byrne y el poema que todo cubano conoce de memoria


AREQUIPA, Perú – «Si deshecha en menudos pedazos / llega a ser mi bandera algún día…/ ¡nuestros muertos alzando los brazos / la sabrán defender todavía!», reza el poema Mi bandera del cubano Bonifacio Byrne.

Estos versos, si bien han sido explotados por el discurso oficial del régimen cubano, y en consecuencia, asociados con la propaganda castrista en el imaginario popular, la verdad es que están cargados de un profundo sentimiento de patriotismo desligados de las doctrinas socialistas o comunistas.

Byrne, autor de esta estrofa nacionalmente reconocida, nació en Matanzas el 3 de marzo de 1861 y allí realizó sus estudios. Desde la adolescencia tuvo inclinación por la literatura, frecuentó el Círculo Literario y en 1890, con Manuel de los Santos Carballo, fundó el periódico La Mañana y luego, junto a Gumersindo Moreno, crearía La Juventud Liberal.

Publicó su primer libro de versos en 1893 y se convirtió en un intérprete de la lucha de su pueblo por su independencia de la corona española, por cuya causa se vio obligado a emigrar el 30 de enero de 1896 a Estados Unidos, por la reacción española ante sus sonetos tras el fusilamiento de Domingo Mejía.

En el exilio se dedicó a labores separatistas y fundó en Tampa el Club Revolucionario, del cual fue secretario. Durante su estancia en esa ciudad trabajó como lector de tabaquerías y colaboró en varias publicaciones de la época, incluyendo el periódico Patria, hasta que regresó a Cuba en 1899.

El 3 de enero de 1899 embarcó en el vapor Mascotte de regreso. Llegó a la Habana el día 4 y el poema Mi Bandera lo escribió ese mismo día en la calle Jesús María No. 9, en Guanabacoa. Se publicó por primera vez el 5 de mayo de 1899 en su provincia natal.

Byrne fue miembro fundador del grupo Índice en 1935, era socio correspondiente de la Academia Nacional de Artes y Letras y cultivó también el teatro con sus piezas El legado en 1908, El espíritu de Martí, en 1908 y Rayo de sol en 1911. Dejó en preparación la novela Hijas y yernos, el libro de cuentos Letra menuda y la colección de poemas Voces del alma.

Durante la República fue secretario del Gobierno Provincial de Matanzas y de la Superintendencia Provincial de Escuelas. En 1909 el también periodista Bonifacio Byrne fundó el periódico El Yucayo.

Además, colaboró en La Primavera, El Ateneo, Diario de Matanzas, El Fígaro y La Discusión. Fue declarado Hijo Eminente de Matanzas en 1915 y ese mismo año se trasladó a Nueva York para reponer su quebrantada salud. Murió en su ciudad natal el 5 de julio de 1936.

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.



Source link