Trabajadores del Ministerio de Economía agradecen a Alejandro Gil: “Supimos crecer”



Trabajadores del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) de Cuba agradecieron este sábado al exministro Alejandro Gil “su dedicación y esfuerzo” y aseguraron que con él “supimos crecer”.

La viceministra primera del MEP, Mildrey Granadillo, afirmó que los trabajadores de esa cartera “ratificamos el reconocimiento a la labor desarrollada por Alejandro Gil”, a quien calificó de “hombre revolucionario que con el ímpetu que lo caracteriza estamos convencidos que asumirá sus nuevas tareas”.

Asimismo, el economista Daniel Torralbas apuntó en un hilo en la red social X que “con él, los jóvenes del Ministerio de Economía y Planificación tuvimos la oportunidad de aprender, participar y crecer”.

“Merece un justo reconocimiento por su dedicación y esfuerzo el compañero Alejandro Gil, que asumió la conducción de la economía en uno de los momentos más retadores de la historia de la Revolución Cubana: reforzamiento de la guerra económica de EE.UU., pandemia y recesión”, subrayó.

La entidad, por su parte, dio la bienvenida al nuevo titular que deberá hacer frente al descontento popular alentado por un polémico paquete de medidas económicas.

“Con el mismo compromiso que caracteriza al colectivo de trabajadores del Ministerio de Economía y Planificación trabajaremos intensamente para enfrentar los retos y desafíos de la economía junto al compañero recientemente promovido a Ministro de Economía y Planificación, Joaquín Alonso Vázquez”, expresa el post.

La víspera, en un repentino movimiento de fichas y a poco de implementar el llamado paquetazo económico que podría agravar la situación de las familias en la isla, el gobernante Miguel Díaz-Canel destituyó a Alejandro Gil.

Una nota publicada por el diario Granma refiere que el Consejo de Estado, a propuesta del Presidente de la República y previa aprobación del Buró Político del Comité Central del Partido, acordó liberar de sus responsabilidades como viceprimer ministro y ministro de Economía a Gil Fernández, sin dar más detalles de sus “nuevas funciones”.

En su lugar fue nombrado Joaquín Alonso Vázquez, quien hasta el momento se desempeñaba como Ministro Presidente del Banco Central de Cuba.

El régimen desecha a Gil después de un año desastroso para la economía de la Isla, en que los cubanos sufrieron la escasez de alimentos y de combustibles, apagones y empeoramiento de los servicios de salud.

Fue él quien en diciembre tuvo que anunciar en el Parlamento que no se lograrían los niveles planificados en 2023 en varios renglones de alimentos, y que incluso varios de ellos bajaban sus niveles productivos con respecto a 2022.

Días antes, durante el Pleno del Comité Central del Partido, Gil había reconocido el fracaso de la llamada Tarea Ordenamiento, alegando que fue ineficaz y que no alcanzó los objetivos previstos.

Luego de esta debacle, la dictadura anunció un nuevo paquete de medidas con subida de precios e impuestos a servicios básicos como el agua, el gas, el transporte y la energía, que solo han traído más malestar y preocupación a la ciudadanía.

En una de sus últimas apariciones, el ahora defenestrado ministro se refirió a la próxima intervención del mercado informal de divisas, prevista para febrero, y que incluye “la determinación de la tasa de cambio y la formación de precios”.

Alejandro Gil, según su hermana María Victoria Gil (la antigua presentadora del programa De la gran escena), es “la persona más odiada en Cuba”, incluso por delante de Díaz-Canel y de Manuel Marrero.

El año pasado, el ministro afirmó en la televisión que “la vida es dura”, pero que la única salida a los problemas era la revolución.



Source link