Piden ayuda para trasladar a Cuba restos de dos jóvenes fallecidas en EE.UU.



Familiares y amigos de dos jóvenes cubanas fallecidas en Las Vegas, Estados Unidos, este fin de semana, piden ayuda para repatriar sus cuerpos y darles sepultura en su natal Santiago de Cuba.

Thay Brindis y Eliany Gómez, que eran amigas y residían en esa ciudad estadounidense, murieron el domingo último, en circunstancias aún no esclarecidas.

Según versiones difundidas en redes sociales por personas allegadas, presumiblemente, las jóvenes sufrieron una intoxicación mortal por sobredosis de drogas que alguien les colocó en sus bebidas, mientras se encontraban en un bar.

Captura de Facebook/Yordan Navarro

CiberCuba contactó a fuentes cercanas a ambas, pero no ha logrado corroborar los pormenores del trágico suceso que ha enlutado a dos familias cubanas.

Captura de Facebook/Gladed Brown

Sendas cuentas en la plataforma GoFundMe fueron creadas por personas allegadas a las jóvenes con el fin de recaudar los fondos monetarios para los gastos funerarios y el traslado de sus cuerpos a Cuba, donde sus familias aguardan para darles el último adiós.

Brindis, de 29 años y madre de una niña pequeña que vive en Cuba, llegó a Estados Unidos en febrero pasado. En Santiago de Cuba vivía en el reparto Sueño, confirmaron amigos a CiberCuba.

Captura de Facebook/Yordan Navarro

Mientras que Gómez también tenía un hijo de ocho años, que reside en la isla, y creció en la calle Cañedo, en el reparto santiaguero de Santa Bárbara, según las propias fuentes.

Captura de Facebook/Jennifer Bergues

Los textos de ambas cuentas de GoFundMe destacan el impacto que ha causado la noticia en quienes conocían a las jóvenes y afirman que serán recordadas “por su bondad, su alegría, su generosidad…”. Eran “la clase de amiga que nos llenaba de energía y positivismo”, se lee en las notas.

A Gómez la sobreviven sus padres, María y Danilo, sus abuelos Josefa y Danilo, y su niño de 8 años, Christopher, señala uno de los escritos.

Captura de Facebook/Thay Brindis

El texto dedicado a Brindis afirma que “es el deseo de su madre poder abrazar por última vez a su hija”.



Source link