más de un año esperando cambio a régimen de mínima severidad  

[ad_1]

LA HABANA, Cuba. – El prisionero político Luis Robles Elizástigui, condenado en 2021 a cinco años de privación de libertad por manifestarse con un cartel en el Boulevard de San Rafael, en La Habana Vieja, continúa en la prisión Combinado del Este, de máxima seguridad, a la espera de un cambio a régimen de mínima severidad.

Pese a que el beneficio le corresponde desde hace un año ―por el tiempo transcurrido en la cárcel―, las autoridades carcelarias cubanas se han negado al traslado, dijo a CubaNet Yindra Elizástigui Jardines, su madre. 

“A mi hijo ya le debían haber evaluado su mínima, que le correspondía. A él se le había suspendido por el periodo de un año por, según ellos, una indisciplina que cometió, que después se investigó y se vio que no era culpable; sin embargo mantuvieron la sanción”, contó.

De acuerdo con Elizástigui Jardines, la sanción de Robles expiró en los primeros días de agosto, por lo que es su derecho solicitar una vez más el cambio a un régimen de mínima severidad y ser trasladado a un campamento de trabajo correccional, donde luego podría solicitar la libertad condicional.

“Yo estoy exigiendo que se cumpla con ese derecho que él tiene, porque ellos quieren que cumplan con sus deberes como presos, pero no les cumplen sus derechos”, reclamó la entrevistada.

Yindra Elizástigui Jardines
Yindra Elizástigui Jardines (Foto: CubaNet)

Según dictamina el artículo 54.3 del Reglamento del Sistema Penitenciario Cubano, “el arribo al mínimo de permanencia establecido para el análisis de cualquier tipo de promoción no es condición suficiente para una condición favorable, si esta no se conjuga con el análisis integral del resto de los requisitos”.

Estas “condiciones” incluyen una “valoración integral de la conducta observada por el interno durante el cumplimiento de su sanción y su pronóstico, los mínimos de permanencia establecidos, las características personales y los antecedentes penales”.

Elizástigui Jardines también dijo a CubaNet estar muy preocupada por la salud de su hijo, pues todavía no recibe asistencia médica para la crisis de hemorroides que padece ni para su gastritis crónica.

“El lunes pasado fui a un despacho con el jefe de la Unidad. Este se encontraba de vacaciones pero me atendió otro oficial que me aseguró que a mi hijo se le iba a dar asistencia, porque también está presentando problemas en los riñones. Esto no se cumplió como tampoco se ha cumplido la evaluación para su mínima”, aseguró.

Yindra Elizástigui Jardines tampoco se encuentra bien de salud, además de ser hipertensa y diabética, en el mes de mayo sufrió, por segunda ocasión, un accidente cerebrovascular isquémico debido, según dijo, “a las injusticias que se cometen con Luis”.

“Yo no he ido ni a las visitas en el Combinado para que mi hijo no se preocupe, no me vea en este estado y haga una locura. Lo único que pide esta madre enferma es que se cumpla con su mínima de campamento, que es su derecho”, concluyó.

Luis Robles Elizástigui fue sancionado por los supuestos delitos de propaganda enemiga y desobediencia. Dentro del Combinado del Este ha sido víctima de tratos crueles y degradantes, han denunciado sus familiares.

[ad_2]

Source link