María Victoria Gil reacciona a la destitución de su hermano como ministro de economía de Cuba


La expresentadora de televisión María Victoria Gil, hermana del recién destituido ministro de Economía de Cuba, reaccionó al anuncio con una mezcla de alivio e indignación, pues dice que aunque considera que su hermano “ha salvado su dignidad”, lo sucedido evidencia una vez más la forma en que el régimen cubano aparta a aquellos que han dejado de servirle.

En una primera publicación en redes, “Vicky” -como es conocida entre los cubanos- explicó que el Día de la Candelaria visitó una iglesia en Tenerife, isla de Canarias donde reside, y cuenta que a su regreso a casa se encontró “el milagro”.

“Soy agnóstica, lo confieso, pero en la Basílica de la Candelaria rogué el milagro de liberar a mi sangre de las ataduras de un sistema autoritario, dictatorial, obsoleto y fracasado. Cuando regresé a la casa, me encontré con la noticia en las redes. Es de dominio público que el gobierno cubano, a lo largo de su triste historia, ha utilizado a sus dirigentes a conveniencia y, cuando ya no les son útiles, cuando se enfrentan y dejan de ser títeres, los desaparecen y los desprecian”, escribió en Facebook quien fuera presentadora del programa De la Gran Escena durante casi tres décadas.

María Victoria insistió en que su hermano “lo único que ha hecho ha sido trabajar sin descanso, intentar salvar lo insalvable, adoptar medidas que en la práctica son insuficientes porque el problema es político. Mientras intenten mantener ese sistema todo será pura utopía”, añadió.

“Los que me conocen saben cómo soy y cómo pienso. Hoy estoy feliz y en paz. Mi hermano ha salvado su dignidad, que es lo único importante en la vida”, concluyó a comunicadora.

Captura de Facebook/María Victoria Gil

En un audio posterior que Vicky envió al youtuber Darwin Santana, dijo que todavía no ha podido hablar con su hermano, pero dice que supo por su cuñada que Alejandro Gil está “muy dolido” y “muy decepcionado”.

También dolida y defraudada dijo sentirse ella misma.

“Una vez más me siento dolida, defraudada con el gobierno que tenemos en nuestro país, el desgobierno y la desvergüenza”, dijo de forma rotunda María Victoria, quien reiteró que su hermano “lo único que ha hecho es entregar la vida a un sistema corrupto, fracasado y errado hasta la médula”.

“Pero sencilla y llanamente cuando hay alguien que se opone o que molesta, lo desaparecen. Lo hemos visto a lo largo de la historia de la revolución cubana. Lo desaparecen cuando no está de acuerdo, cuando plantea algo que no les conviene a los que están en el poder, beneficiándose del poder, porque el poder corrompe, es la frase más real que existe, y se ha demostrado a lo largo de la historia de la humanidad”, añadió.

María Victoria Gil insistió en que su hermano no se merece la destitución, pero al mismo tiempo cuestiona “¿qué se va a esperar de una dictadura?” y “¿qué se va a esperar de aquellas personas que llevan 65 años sometiendo a un pueblo a un sistema totalmente fracasado?”.

Según dio a entender la expresentadora de televisión, las circunstancias que llevaron a la abrupta caída de Alejandro Gil partió de discrepancias fundamentales sobre políticas económicas específicas.

No obstante, a pesar del testimonio de Vicky, el ingeniero en explotación del transporte marítimo que fungía como titular de Economía y Planificación en la isla, agradeció públicamente a Miguel Díaz-Canel y dijo estar dispuesto a asumir cualquier otra tarea que le asignen desde el gobierno.

“La persona más odiada de Cuba”

En otra entrevista para el canal de youtube El Mundo de Darwin el pasado año, María Victoria Gil Fernández ya aseguraba que su hermano era “la persona más odiada en Cuba”, incluso por encima de Manuel Marrero y de Miguel Díaz-Canel.

Vicky dijo entonces estar convencida de que Alejandro Gil creía ciegamente en que él iba a lograr sacar el país adelante a pesar de la aguda crisis.

“La economía cubana ha estado dirigida siempre por incapaces. El problema es que siempre ha triunfado la voluntad política por encima de la realidad económica […] Cómo es posible que un ordenamiento económico se está planificando durante décadas, y que el gobierno cubano decida ponerlo en práctica con la pandemia”, cuestionó Vicky en esa oportunidad.

María Victoria Gil, quien es ocho años mayor que su hermano, relató que durante sus últimas visitas a La Habana, cuando ambos conversaban sobre la grave situación del país, él solo le respondía: “María, dame tiempo”.

Antes de formar parte del aparato gubernamental, Alejandro Gil era gerente de la empresa mixta de seguros marítimos Caudal, con sede en Cuba, Reino Unido y Rusia, lo que le abrió a una vida de lujos a los que renunció por “comunista y tonto”, según dijo Vicky

Según relató en esa oportunidad María Victoria Gil, en uno de los viajes de su hermano a Cuba “lo hicieron héroe del trabajo, le cantaron el himno, le pusieron las medallas, la cabeza al pobre se la marearon, y lo dejaron en Cuba y lo metieron a viceministro de Finanzas y Precios”.

Interrogada en esa oportunidad acerca de la suerte que correría el dirigente si hubiera un cambio político en el país, fue tajante: “Tendrá que irse de Cuba”.



Source link