Luz, tierra y mar: Cabo Cruz en imágenes


CABO CRUZ, Cuba. – En el extremo sur de la provincia de Granma se encuentra uno de los rincones más apartados y fascinantes de la isla de Cuba: Cabo Cruz. Este punto geográfico, ubicado a la entrada del Golfo de Guacanayabo, es parte del Gran Parque Nacional Desembarco del Granma, reconocido por sus impresionantes bosques, marismas y terrazas marinas.

La historia de Cabo Cruz se remonta al Segundo Viaje de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo, cuando el 3 de mayo de 1494, descubrió este punto y lo bautizó en honor a la Fiesta de las Cruces. Durante siglos, el aislamiento de Cabo Cruz lo convirtió en refugio de indios insumisos, negros cimarrones y personas de escasos recursos que encontraron en el mar una fuente de sustento.

La navegación peligrosa a lo largo de esta costa, debido a los arrecifes de coral y el aumento del tráfico marítimo en el siglo XIX, llevó a las autoridades coloniales a la construcción del Faro Vargas en 1859, una obra emprendida por el Cuerpo de Ingenieros Civiles de Obras Públicas y construida con la mano de obra de presos. A pesar de las dificultades, el faro fue inaugurado el 5 de mayo de 1871, convirtiéndose en un punto clave para la seguridad de la navegación.

Con una torre de 32 metros de altura y una cúpula de acero inoxidable, el faro cuenta con un lente Fresnel francés que proyecta su luz hasta 36 millas náuticas. Los visitantes pueden ascender por una escalera de caracol de 155 escalones para disfrutar de vistas impresionantes del mar.

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.



Source link