la última “iniciativa” para superar la crisis alimentaria


MIAMI, Estados Unidos. – La Unidad Empresarial de Base (UEB) de la Acuicultura en la Isla de la Juventud, Acuisla, lanzó un proyecto de cultivo semi-intensivo de peces de agua dulce, que inició con la cría de 400 clarias en el hotel Rancho El Tesoro, de acuerdo con el reporte del canal local Islavisión. 

De acuerdo con ese medio oficial, que considera al programa como hito en la estrategia local para fomentar la soberanía alimentaria, la iniciativa involucra la siembra doméstica de alevines tanto en centros de trabajo como en patios privados y cuenta con la participación activa de colectivos obreros, trabajadores y especialistas de la unidad empresarial de base de acuicultura.

El hotel Rancho El Tesoro fue el primer centro de trabajo en la isla en recibir una siembra controlada de alevines. No obstante, el programa busca su extensión a la población general y otros centros de trabajo aptos para el cultivo de peces de agua dulce. 

“Esto es un estanque que teníamos, que en su momento fue una cisterna, y decidimos reutilizarlo para darle la satisfacción al pueblo de poder tener en el plato un pescado producido por nosotros mismos”, explicó a Islavisión Meily Mestre Oropesa, la administradora de Rancho El Tesoro, quien no pudo contener la risa. 

El programa comenzó con la siembra de 400 alevines, lo que, según Gleris Garcés Guerra, director de Acuisla, permitirá un seguimiento detallado de su crecimiento y desarrollo para establecer una ficha de costo eficiente y determinar el rendimiento esperado del estanque. 

La claria, un tipo de pez elegido para el proyecto, se destaca por su adaptabilidad a entornos cerrados, oscuros y tranquilos, gracias a su capacidad de respirar mediante pulmones primitivos. “Ellos respiran con pulmones primitivos, cogen el oxígeno del ambiente y no tienen necesariamente que estar en lugares abiertos”, señaló Garcés Guerra.

“El concepto de acuicultura familiar es que todo el mundo que tenga un lugar donde pueda tener un poco de agua, ya sea un acuario o un estanque pequeño, pueda participar en este proyecto”, agregó el dirigente.

Islavisión no se refirió a los graves problemas ambientales provocados por la introducción de la claria, una especie invasora, en la Isla.

Por otro lado, no es la primera vez que los medios oficiales de la Isla promueven la claria como alimento salvador. En 2019, Cubahora publicó recetas basadas en este pez de agua dulce.

“La claria es un pescado que se caracteriza por su agradable sabor, su carne suave y su elevado contenido en proteínas de gran calidad; contiene vitaminas A, B, D y muchos otros componentes útiles, incluyendo riboflavina”, aseguró el medio.

Sin embargo, lo cierto es que la claria es una voraz especie de agua dulce, de aspecto desagradable y que puede poner en peligro el medioambiente si no se controla su cultivo. El pez está incluido en la lista de las 100 especies más dañinas del mundo por su capacidad de depredar totalmente el área de su hábitat.

De acuerdo a un texto investigativo publicado por el diario español El Mundo, entre 1998 y el 2000 a Cuba se trajeron dos tipos de clarias originarias de Asia y África. “Pero el remedio fue peor que la enfermedad, porque el pez gato se ha convertido en una poderosa amenaza para el ecosistema cubano”, dijo en ese entonces Nibaldo Calvo, licenciado en economía residente en México.

“La claria o pez gato ―también conocido por pez diablo― es capaz de deslizarse por tierra mediante fuertes sacudidas de la cola, en busca de alimentos fuera del agua. Al ser carnívoro, si anda suelto, se traga lo que encuentre a su paso: lagartijas, culebras, ratas y hasta aves, tortugas y cocodrilos pequeños”.

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.





Source link