La odisea de los guantanameros para acceder al gas licuado


MIAMI, Estados Unidos. — El gas licuado representa una de las principales opciones utilizadas por los cubanos para cocinar sus alimentos. No obstante, no todos los consumidores cuentan con las llamadas “balitas”, las cuales suelen venderse a precios elevados.

En Guantánamo, una provincia considerada rezagada, obtener estas balitas implica inscribirse en una lista, sin garantía de obtener el servicio en el futuro.

Una mujer compartió su frustración al intentar obtener su balita sin éxito, señalando que la escasez se debe a la falta de contratos y a la venta limitada por parte de los dependientes, quienes las ofrecen a precios elevados, convirtiendo la situación en un negocio.

“Una de las razones es esa, que no están haciendo contratos, por eso no se puede adquirir la balita. Hay que hacer contrato para poder tener el gas. Son colas kilométricas para hacer los contratos”, dijo a CubaNet una mujer que intentó, sin éxito, adquirir su “balita” de gas.

La falta de contratos para adquirir las balitas se traduce en largas colas y dificultades para los residentes de Guantánamo.

“Se hace muy difícil tener una. Traen muy pocas. Las están vendiendo los mismos dependientes a 2.000 pesos la balita. Es un negocio lo que tienen. Siempre hay problemas con eso”, dijo a este diario un residente en la cabecera provincial.

Ante la escasez de gas licuado, los habitantes de la región se ven obligados a buscar alternativas como el carbón, la leña y la electricidad, cuando es posible.

A principios de 2024, las autoridades cubanas anunciaron que 1,7 millones de clientes sufrirían las consecuencias de la reducción en las importaciones de gas licuado de petróleo (GLP) para uso doméstico en Cuba.

La falta de GLP ha llevado a extender los plazos de entrega para todos los clientes, regulados o no, con limitaciones más estrictas para los consumidores de combustible doméstico, tanto del sector estatal como del no estatal.

La empresa estatal Cuba-Petróleo (Cupet) estableció un ciclo de entrega según el número de personas en el hogar, desde una bombona cada 35 días para familias de dos personas hasta una cada 16 días para aquellas con más de diez integrantes.

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.



Source link