La muerte y esas cosas, la peor serie de la semana: la copia de una copia de una copia de Agatha Christie


Actualizado

Uno puede jugar a un juego cruel mientras ve La muerte y esas cosas: el juego de adivinar quines fueron los actores inicialmente propuestos para interpretar a los personajes de esta serie. Puedo creerme que Mandy Patinkin fuese la primera opcin para el suyo, pero dudo que la idea original de los creadores de esta ficcin de Disney+ fuese evitar a toda costa que ninguna otra cara muy conocida entrase en el set de rodaje. En La muerte y esas cosas manda Patinkin. Y eso no es necesariamente bueno.

No tengo ningn problema con que una serie sea una amalgama de referencias, tendencias y peticiones concretas de la cadena o plataforma que la encargue. Eso, bien hecho, puede dar lugar a productos (no pienso llamarlos de otra manera) decentes y dignos. Casi todo est inventado y a veces es mejor ser honesto y admitir el plagio creativo que intentar vender como propias ideas que claramente pertenecen a otros. No hay nada de malo en inspirarse en Agatha Christie. No hay nada de malo en inspirarse en The White Lotus. No hay nada de malo en inspirarse en Se ha escrito un crmen o Puales por la espalda, que a su vez no tienen por qu disculparse por plagiar creativamente… a Agatha Christie. Pero La muerte y esas cosas se pasa de frenada y apenas tiene nada propio.

Hasta la esttica, estridente y plastificada, es deudora de las adaptaciones de Christie con las que Kenneth Brannagh lleva agredindonos desde 2017. Pero l, que convierte sus referencias obvias en homenajes legalmente blindados, jams niega que su plantilla son las producciones all-star-cast de Asesinato en el Orient Express y Muerte en el Nilo que firmaron Sidney Lumet en 1974 y John Guillermin en 1978. En su precioso As se hacen las pelculas, Lumet cuenta que siempre tuvo claro que Asesinato en el Orient Express no poda ser una pelcula realista. Y que su impresionante reparto, una de las mayores colecciones de leyendas de Hollywood vistas jams en una pantalla, era la clave de su xito.

Mike Weiss, creador de La muerte y esas cosas, o no ha querido o no ha sabido o no ha podido construir su serie en torno a sus actores y actrices. Quiz no tenga el presupuesto de Puales por la espalda (aunque La muerte y esas cosas barata no parece) o quiz no tenga el ojo de Mike White, que sabe ver una estrella donde otros slo ven un actor o una actriz. En La muerte y esas cosas no hay un Daniel Craig capaz de echarse a su espalda cualquier cosa, pero tampoco una Sabrina Impacciatore que, para demostrar su energa, necesita estar en una serie que le ayude a canalizarla. La muerte y esas cosas no es esa serie. De ah solo sale vivo Mandy Patinkin. Porque Mandy Patinkin sale vivo de cualquier sitio. Y eso no es necesariamente bueno.

Menos mal que a Mike Weiss no le dio tiempo a meter en su serie cositas de Pobres criaturas. En la pelcula de Emma Stone tambin sale un transatlntico de colorines. Pobres criaturas tambin est en Disney+, por cierto. Que no se entere Mandy Patinkin de que he dicho esto.





Source link