El cambio tiene que venir



Desde la provincia de Santiago de Cuba, epicentro de las más recientes protestas en el país, Ariel Kindelán reclamó cambios en el país y exigió al gobierno que deje de mentirle al pueblo.

“El cambio tiene que venir porque lo necesitamos”, demandó el hombre en un video publicado por la cadena de televisión alemana DW en su sitio en Facebook.

“Ya no hay ignorancia, existe internet, existe Facebook. No nos oculten más las cosas”, reclamó Kindelán.

En el video también se muestra a Maury Macías, otro habitante de Santiago de Cuba, quien detalló: “Por los apagones la vida cambia, porque imagínate que tienes que cambiar las rutinas”.

En la oriental ciudad de Cuba, los cortes de electricidad hasta por más de 10 horas se han vuelto habituales, junto a la escasez de alimentos y medicinas, y los altos precios provocados por la inflación.

El reporte de la cadena alemana también explicó que Cuba vive sus mayores protestas desde octubre de 2022, y en ellas las personas exigen comida y electricidad al grito de “libertad”.

Por último, refirió que este es un estallido inusual porque en una isla pocas personas se arriesgan a alzar la voz, por temor a la represión del régimen.

Otros cubanos también sumaron sus voces de reclamo de mejores condiciones de vida.

“Todo el mundo ha tenido que irse de aquí, la gente tiene hambre y libertad es lo que hace falta”, reclamó un cubano frente a la estación policial de El Cobre, en la ciudad de Santiago de Cuba.

Sin pizca de miedo a los policías presentes, el santiaguero dijo: “No tengo que irme de mi país. Este es mi país, lo amo, todo el mundo lo amamos. Todo el mundo ha tenido que irse de aquí. ¡Hasta cuándo caballero!”.

Desde Cienfuegos, una mujer plantó cara al régimen y dijo: “No quiero comida, quiero libertad”.

“La vida de un cubano, de una madre, de un padre, es dolorosa y tormentosa. Te acuestas pensando en el mañana, en qué vas a llevar a los calderos, y no descanses mental ni física ni emocionalmente”, declaró al medio Martí Noticias.

Y desde la diócesis de Esmeralda, Camagüey, el sacerdote cubano Alberto Reyes envió un mensaje al gobierno cubano en el que lo acusa de mantener al pueblo viviendo entre ruinas, suciedad y miseria, agobiado por la falta de alimentos y medicinas.



Source link