Cubanos de avanzada edad sin miedo al trabajo en Miami: “Pinchando como un caballo” 



Dos cubanos de avanzada edad en Miami, al menos uno de ellos recién llegado, dieron una lección de buena actitud ante el trabajo tras manifestar que cada día salen para la calle dispuestos a hacer lo suyo y hacerlo bien.

“Pinchando, trabajando como un caballo”, contestó un anciano de 80 años que trabaja en el mantenimiento de piscinas, tras ser interrogado por el tiktoker Dairon Cano sobre cómo le iba en Estados Unidos.

Cano argumentó que su padre, de 49 años y residente en La Habana, en la barriada de Lawton, quería irse a Estados Unidos. Los entrevistados consideraron esa edad ideal para recomenzar.

“Dile que yo vine hace nueve meses y tengo 60. Dile que aquí cuando se levante por la mañana y se coma una tortilla de jamón y queso y se tome un vaso de leche con cereales, lo que sale para la calle es un león. Que venga para acá y que no tenga miedo», aconsejó feliz el sexagenario recién llegado.

Estas declaraciones de buenas actitud y disposición ante el trabajo llega luego que hace algunas semanas se viralizara un video en el que se veía a un joven repartidor de Amazon, también de origen cubano, que se negó a subir un paquete de 40 libras a un tercer piso alegando que era demasiado pesado y que hacía mucho calor.

En el video que generó la polémica -compartido en Tik Tok– se vía a un joven repartidor frente a un edificio de tres pisos mientras dejaba lo que parecía ser un carrito de bebé frente a las escaleras.

«Si les da la gana vienen y lo buscan acá abajo», se le escuchaba decir frente a la cámara mientras se quejaba del calor y y del peso del paquete.

Los comentarios no se hicieron esperar y algunos usuarios le recordaron al cubano que ese era su trabajo y podía ser despedido si continuaba con esa actitud.

Días después, un cubano empleado de la compañía FedEx en EE.UU. dio una lección al joven repartidor de Amazon y enseñó cómo subía a hombros dos cajas de unas 35 libras y por escaleras a una tercera planta.

«Cuando el cliente paga un servicio, el servicio tiene que ser completado por el driver o por quien sea. No le puedes coger miedo al trabajo. Así se trabaja en los Estados Unidos, papi, cuando el cliente paga uno tiene que hacer el servicio como es», concluyó el repartidor tras darle una lección a su colega.



Source link