Crece la desesperación en Cuba a causa de los apagones, algunos son de hasta 12 horas consecutivas

[ad_1]

Los prolongados apagones que han sufrido la mayoría de las provincias cubanas con la excepción de La Habana, durante esta semana ya provocan que se dispare el malestar social en el país, alertaron a Martí Noticias, residentes desde la isla.

Es muy crítica la situación con la falta del fluido eléctrico en Pinar del Río, sobre todo para la elaboración de alimentos, explica Esteban Ajete Abascal: “Realmente ya no son apagones, son alumbrones porque están dando cuatro horas de electricidad y están dando cuatro de apagones, y en algunos lugares hasta seis, quiere decir que la situación es bien difícil”.

En Aguada de Pasajeros, en la provincia de Cienfuegos, Juan Alberto de la Nuez, reporta que los cortes del servicio eléctrico promedian más de seis horas y se repite el ciclo, ya el saco de carbón vegetal alcanza los 650 pesos.

“Todos los días se está yendo el fluido eléctrico, la molestia de la población es inmensa y las personas están actualmente cocinando con leña porque no hay ni carbón…mucho malestar”, apuntó Juan Alberto.

Annia Zamora Carmenate, reside en Carlos Rojas, en el municipio de Jovellanos, en la provincia de Matanzas, y nos explica que son muchas horas consecutivas de apagón, y que allí están desabastecidos también de alimentos y medicamentos.

“Hay un descontento horrible, las conversaciones de que el apagón, que no hay qué comer, que los mosquitos, que ya no podemos más, la gente lo habla en las esquinas, en las bodegas, en los parques, donde quiera”, asegura la activista.

Son alumbrones realmente lo que está ocurriendo en la ciudad de Holguín, describe desde allí el opositor Ramón Zamora.

“Es tan poco el tiempo que se pone el fluido eléctrico y es tanto el que no lo tenemos ya, que ya todo el mundo anda desesperado”, advirtió Zamora.

En la ciudad de Camagüey pasan hasta 12 horas consecutivas sin la electricidad, señala Leydis Tabares.

“Los apagones súper molestos, incómodos, y los niños lloran, se siente en la oscuridad los niños llorando, las comidas- que tú sabes que aquí es tan difícil guardar un poquito- echadas a perder”, contó Leydis.

Emilio Almaguer, desde Baracoa, califica como tortura la situación con los prolongados apagones.

“Ya no es solamente no te deja dormir el hambre, imagínate que te ponen la corriente cuatro horas al día, es la noche entera sin corriente, uno ahogándose del calor”, concluye el comunicador independiente.

Miguel Ángel López Herrera, destaca que son muy intensos los apagones en la ciudad de Guantánamo.

“Está en un promedio de alrededor de 10 horas de apagón, una situación que está empezando ya a crear un nivel de disgusto y un malestar bastante grande en la población”, informa el activista.

Desde Mayarí, en el territorio holguinero, Teresa Miranda Céspedes, también describe el malestar que generan estos cortes.

“Tú sabes cómo la gente habla, como la gente pelea, como dice cosas… Apagones, unido al hambre. para hacer esa cumbre aquí en Cuba. Yo solo espero que la misericordia de Dios, sea más grande que los pecados de este pueblo, y se apiade de nosotros, y le haga pagar a esa gente tanta infamia y tanto abuso”, enfatizó Teresa.

El Sistema Eléctrico Nacional de Cuba registró el jueves un déficit en la capacidad de generación que se prolongó las 24 horas del día, marcando el cuarto día consecutivo, mientras que la Unión Eléctrica de Cuba, informó que para este viernes en cuanto a la generación distribuida, están indisponibles por averías y mantenimiento un total de 1,093 megavatios.

[ad_2]

Source link