Alerta en EE. UU. ante el auge de ruta migratoria cubano-nicaragüense: preocupación por contrabando

[ad_1]

Estados Unidos ha reiterado su inquietud y seguimiento detenido respecto a la ruta migratoria establecida desde Cuba, a través de vuelos hacia Nicaragua, señalando que esta se ha convertido en un corredor propicio para el contrabando en el ámbito migratorio. La situación, que ha generado el mayor éxodo migratorio desde la isla hacia los Estados Unidos con más de 400 mil inmigrantes, según cifras oficiales, es motivo de especial atención por parte del gobierno estadounidense.

Este corredor, que tuvo su inicio con la exención de visados acordada entre los gobiernos de Cuba y Nicaragua en noviembre de 2021, ha levantado banderas de alarma en Washington, generando una preocupación palpable. La Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental está siguiendo de cerca esta situación, evaluando las posibles consecuencias para aquellos que faciliten la migración irregular a través de los vuelos chárter entre ambos países.

Eric Jacobstein, subsecretario adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, afirmó a la Voz de América que se encuentran «analizando consecuencias» y estudiando «las herramientas precisas que se utilizarán» para frenar esta vía irregular.

La modalidad de vuelos chárter desde Cuba a Nicaragua ha llamado la atención de las autoridades estadounidenses, observando patrones donde los vuelos llegan a Nicaragua llenos a capacidad y regresan vacíos a Cuba. Este fenómeno ha levantado sospechas sobre el posible contrabando y aprovechamiento de la vulnerabilidad de los migrantes.

«Estamos absolutamente al tanto de estos informes sobre un aumento en los vuelos chárter que llegan a Nicaragua provenientes de varios países y sabes, nuestro sentimiento es que nadie debería sacar provecho de la desesperación de los migrantes vulnerables», expresó el funcionario encargado de los asuntos de América Central, Cuba y la migración regional en la cancillería estadounidense.

A principios de noviembre, Brian Nichols, subsecretario de Estado para asuntos del hemisferio occidental, ya había expresado preocupación sobre el incremento en los vuelos y adelantó la posibilidad de «posibles consecuencias para quienes facilitan esta forma de migración irregular».

«Nadie debería beneficiarse de la desesperación de los migrantes vulnerables», insistió Nichols, haciendo hincapié en que ni contrabandistas, ni empresas privadas, ni funcionarios públicos ni gobiernos deben aprovecharse de la difícil situación de aquellos que buscan una nueva vida.

[ad_2]

Source link