Con qué se alimentan los niños de la «continuidad» 

[ad_1]

LA HABANA, Cuba. – Ahora mismo en Cuba una fórmula láctea se emplea como sustituta de la leche importada para los niños de dos a seis años. Aumentará su hambre, que tampoco el pan podrá seguir “entreteniendo”, pues la harina de trigo también depende de la llegada de los barcos, anunciados por el Gobierno para fines de marzo.

Los padres cubanos sufren la inseguridad alimentaria de sus hijos desde recién nacidos. Las cuotas de leche vendidas por el Gobierno se demoran, con variaciones de cantidad y calidad en cada territorio. Los niños tienen grandes deficiencias nutricionales, a pesar de los esfuerzos familiares, pues las cuotas de carne de res, pollo, huevos y compotas son ínfimas, mientras que no hay cereales. Los helados, yogures, confituras y otras golosinas resultan caras. 

Ahora “se puede” comprar en las mipymes, a precios prohibitivos para la mayoría de la población con bajos salarios en pesos cubanos. Mejor suerte tienen los vástagos de cubanos residentes en el exterior, que los surten según sus posibilidades económicas.

El futuro es realmente incierto por la insuficiente producción nacional y la ruina de Cuba. Las agencias de las Naciones Unidas, Francia, Japón y otros países, así como cubanos residentes en el exterior y extranjeros, realizan donaciones que contribuyen a soluciones puntuales, con prioridad para las provincias orientales por sus bajas producciones. Allí, sobre todo, la anemia por deficiencia de hierro, yodo y vitamina A redunda en bajas tallas y afecta el desarrollo intelectual y físico, según estudios de la UNICEF. 

La comercialización de las cuotas de alimentos para los niños no puede seguir siendo incumplida por las autoridades cubanas, las cuales tienen que asegurar las compras en el exterior de la leche en polvo y la producción nacional de carne de res, pollo, huevos, compotas, como mínimo, con suficiente antelación para no ocasionar dilaciones en la entrega de los productos. 

La importación tiene que garantizarse con mucha anticipación, más aún cuando se afrontan dificultades para realizar los pagos y se va a la deriva de las fluctuaciones del comercio internacional. 

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Sigue nuestro canal de WhatsApp. Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de Telegram.

[ad_2]

Source link